martes, 15 de mayo de 2018

TULCÁN: primera parada de Ecuador!



Después de 15 horas de bus y 9 horas de esperas interminables entre la frontera de Colombia y Ecuador decidimos hacer parada en Tulcán, el primer pueblo de Ecuador que nos recibió de manera improvisada. Un adjetivo que a veces puede dar pie a experiencias que mejor olvidar, pero que por el contrario, también puede brindar sorpresas bien gratas. 

Esto es lo que nos ocurrió en la capital de la provincia de Carchi y una de las ciudades más altas del país (2980 m.). Sin saberlo nos encontrábamos en medio de una de las maravillas del país, declarada Patrimonio Cultural de la Nación, por ser una de las mejores obras artísticas a nivel mundial en la llamada técnica topiaria (poda ornamental o arte de podar de manera artística setos y árboles de ciprés). 




Lo curioso de todo ello es el lugar en el que se úbica esta obra de arte, siendo un cementerio, el sitio en el que José María Azael Franco Guerrero en 1936 decidió empezar tal proyecto. Una idea basada en la representación de diferentes figuras con variadas formas representativas de la flora y fauna del Ecuador y de las culturas romanas, griega, inca, azteca y egipcia. Lo profundo, es que en su conjunto, hacen de un lugar silencioso y de pena, un sitio con vida y gran belleza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario